Necesito traducir mi título para trabajar en el exterior

¿Tenés este trámite pendiente y unas cuantas dudas al respecto? Tranquilo. Te entendemos. Solemos conversar con quienes están tramitando una visa para trabajar o estudiar en el exterior. ¡Nosotras también amamos viajar! Y sabemos que, si vas a cumplir el sueño de vivir en un país de habla inglesa, necesitás documentación que incluye traducciones.

Si te han solicitado que presentes tu analítico o tu diploma traducido al inglés, tendrás que respetar algunas indicaciones para que sea válido en otro país. Por eso, pensamos en escribir este artículo, para ayudarte a que puedas resolverlo sin complicaciones y lo tengas listo en pocos días.

¿Por qué te piden que tu título esté traducido y certificado?

Quizás pensaste que, por saber inglés, podés traducirlo vos mismo… lamento decirte que esto no es posible.

En el caso de que una empresa te envíe a trabajar en su sucursal en el extranjero, la traducción será la prueba de tus estudios cursados, parte fundamental de tu trayectoria. Te van a pedir que esté hecha por un sworn translator o certified translator. Por este motivo, solo puede realizarla un traductor público matriculado. Una vez legalizado, el título traducido tendrá la misma validez que antes de que se tradujera.

Otra posibilidad es que la embajada donde tramites la visa te solicite la traducción para evaluar los motivos por los cuales te radicarás en ese país.

Y, si estás viajando con toda tu familia, siempre es bueno anticiparse y hacer traducir los certificados de estudios de quienes se hayan recibido. Uno nunca sabe qué oportunidad laboral o de estudios puede presentarse. ¡Sería una pena desaprovecharla por no poder acreditar lo que ya se ha estudiado!

¿Cómo contar con tu título traducido, válido para usar en el exterior?

Te cuento, entonces, los pasos a seguir:

  1. Legalizar

Los títulos o certificados analíticos deben estar avalados por la Dirección Nacional de Gestión Universitaria (depende del Ministerio de Educación). Si fueron emitidos por una universidad antes del 1 de enero de 2012, deberán estar legalizados por el Ministerio del Interior. Tenés que sacar turno en  https://www.argentina.gob.ar/legalizacion-de-documentos-publicos

Si fueron emitidos después de esta fecha solo deberán contar con la verificación y autenticidad del Ministerio de Educación.

Te recomiendo tener una copia certificada por la universidad que te emitió el título. Esta es una copia fiel del original y tiene la misma validez. Debido a que la traducción se adjunta al documento, de esta manera, harás traducir esta copia certificada, y tu original quedará intacto. Si no podés tramitarla en la misma universidad, se hace por medio de escribano público. Recordá que su firma debe estar legalizada en el Colegio de Escribanos.

Si tenés que hacer traducir tu diploma, tené en cuenta que lo mejor es hacer una copia reducida en un centro de fotocopiado, ya que tienen máquinas apropiadas para hojas de este tamaño.

  1. Apostillar

Este trámite es necesario para que el título (o la copia fiel del original), considerado un documento público, sea válido en el exterior. La Apostilla de La Haya se adjunta a la última hoja del documento y es una certificación internacional.

Para hacer el trámite, deberás sacar turno en línea: www.cancilleria.gob.ar/es/servicios/turno-para-apostilla-o-legalizacion

Podés tenerlo listo en el día (con un costo adicional) o a partir del día siguiente.

  1. Traducir y legalizar

En este paso, tendrás que solicitarle la traducción del documento (que ya está certificado, legalizado y apostillado) a un traductor público matriculado. En nuestro caso, tenemos registro en el CTPCBA, Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en Av. Corrientes 1834.

Los valores de la traducción se cotizan por foja (equivale a 500 palabras). Podés conocer los aranceles en el sitio del Colegio: http://www.traductores.org.ar/aranceles-orientativos

Una vez hecha la traducción, en CABA, debe ser legalizada por el CTPCBA, quién coteja que la firma del traductor es de un profesional en ejercicio. Vos mismo podés hacer este trámite, si tenés tiempo, abonando el arancel correspondiente. Nosotros te lo ofrecemos como parte de nuestro servicio.

  1. Volver a apostillar

Según dónde debas presentar el documento traducido, te pueden solicitar que lo vuelvas a apostillar, aunque no es frecuente.

¡Tarea cumplida!

Siguiendo estos pasos, en menos de 10 días, ¡tendrás tu título traducido, listo para acompañarte o abrirte esa puerta laboral que tanto anhelás!

Si todavía tenés dudas o necesitás traducir otros documentos para tramitar tu visa, ¡no dudes en contactarnos! Podés hacerlo completando el formulario en la sección PRESUPUESTO.

¡Éxitos!